Propspeed

El éxito de una gran idea

La importancia de tener las hélices limpias en nuestro barco no sólo reside en un aspecto estético. El crecimiento de organismos marinos sobre la superficie de las palas afecta de forma dramática al rendimiento de todo el equipo propulsor del barco: velocidad, consumo, potencia y por supuesto, también a su mantenimiento, ya que un eje y una hélice limpios limitan las vibraciones, la temperatura y la potencia exigida al motor para alcanzar unas revoluciones determinadas. Además, la imprimación de Propspeed contiene cromato de zinc, que es uno de los mejores agentes anticorrosivos para metales. Por si fuera poco, está comprobado que al ser eléctricamente aislante, Propspeed reduce las corrientes galvánicas y prolonga la vida de los ánodos de sacrificio sin reducir su efectividad. Aunque tiene fama de ser un producto caro, hace posible ahorrar entre un 2% y un 12% de consumo de combustible dependiendo del tipo de barco, permitiendo amortizar su coste en poco tiempo.

 

¿Cuál es el secreto de Propspeed?

Todas las hélices cavitan y la cavitación destruye cualquier producto u organismo que haya sobre la superficie de la hélice. Si Propspeed es aplicado de forma correcta, aunque la cavitación elimine una pequeña cantidad, las zonas adyacentes estarán siempre protegidas, cosa que no ocurre con las siliconas, que se pelan, ni con las pinturas convencionales que estallan y se desprenden en áreas cada vez más grandes. Cuidado con las imitaciones. A raíz del éxito de Propspeed, aparecen y desaparecen en el mercado productos desarrollados en laboratorios externos, por encargo de pequeñas empresas comerciales, que intentan imitar su funcionamiento sin conseguir garantizar sus resultadosni igualar su rendimiento. Oceanmax Ltd. fue la primera empresa en aplicar un tratamiento en las hélices que en lugar de matar al organismo marino liberando tóxicos biocidas lo que hace es reducir su capacidad de adhesión y su departamento técnico lleva décadas desarrollando este sistema cada vez más consolidado, mejorando su rendimiento y garantizando su futuro. Más de quince años después de su introducción en Nueva Zelanda, Propspeed es la referencia y el líder indiscutible del mercado, siendo utilizado en todo tipo de embarcaciones, desde pequeños veleros hasta los más grandes megayates de motor aunque también se aplica regularmente en buques profesionales como pesqueros, oceanográficos, remolcadores y ferries.

Después de un crecimiento en 2017 sin precedentes en España, 2018 llegará cargado de novedades, como la aparición de un producto específico para luces submarinas llamado Lightspeed©, presentado en el metstrade de Amsterdam el pasado mes noviembre, aplicaciones de Propspeed con envío a domicilio y también con una de las noticias más esperadas por los usuarios de Propspeed, la próxima venta de kits “DIY”, que seguramente se anuncieen el segundo trimestre del año.

http://www.cleansailing.es