Peyron completa el cuento de hadas a bordo de Happy

En una perfecta y soleada tarde de domingo en Pointe-à-Pitre, el héroe francés de la vela Loïck Peyron completaba su personal homenaje a los pioneros de las regatas transatlánticas Mike Birch y Eric Tabarly, llevando a su pequeño trimarán amarillo, Happy, a cruzar la línea de meta de Route du Rhum-Destination Guadalupe.

Cuarenta años después de que canadiense Birch comenzara la leyenda de la Route du Rhum ganado la regata inaugural por solo 98 segundos en el trimarán amarillo de 12 metros, Olympus, Peyron ha navegado a bordo de la hermana de Olympus de 37 años, Happy, llevándola hasta la línea de meta en medio de una enorme ovación.

“Es el momento perfecto, llegar un domingo por la tarde justo después de misa. Estaba predestinado. ¿Qué más se puede pedir?”, comentaba Peyron, de 58 años, quien quedaba en cuarto lugar en la clase Multi Rhum al final de una de las transatlánticas más brutales de los últimos años.

Su tiempo para completar el recorrido de 3,542 millas náuticas ha sido de 21 días, tres horas y 57 minutos, lo que está bien comparado con los 23 días de Birch en 1978, pese a que Peyron se ha apresurado a señalar que su tiempo no es un récord.

“No olvidéis que ahora está en venta”, dijo Peyron a la multitud que se alineaba en los pantalanes y los espigones del village de llegada Memorial ACTe de Pointe-à-Pitre.

“Ha sido largo y un poco más difícil de lo que esperaba. Me alegro de que haya terminado. Ese es el problema con las embarcaciones pequeñas: hay que cruzar muchos sistemas meteorológicos. Creo que he cruzado cinco o seis sistemas de bajas presiones. Pero está bien, eso queda para la memoria. La cosa es que estas pequeñas embarcaciones son maravillosas pero realmente saltarinas todo el tiempo, incómodas cuando estás compitiendo con un mástil de aluminio y velas de dacron”.

Loick Peyron, skipper du Rhum Multi Happy, 4eme de la Route du Rhum-Destination Guadeloupe 2018 – Pointe a Pitre le 25/11/2018