Panerai con Luna Rossa

La firma relojera, que ya participó en la anterior edición de la famosa regata, acaba de presentar en Ginebra la edición especial dedicada al equipo del Grupo Prada, realizada con los mismos materiales empleados en la fabricación de sus veleros

El Salón Internacional de Alta Relojería de Ginebra comienza a generar las primeras noticias sin apenas dar tiempo a que sus primeros invitados dejen su abrigo en el guardarropa de la entrada. Esta misma mañana, a las diez en punto, el consejero delegado de Panerai Jean-Marc Pontroué, acaba de anunciar el nuevo acuerdo de patrocinio que llevará a cabo la marca. Como no podía ser de otro modo, el proyecto está relacionado con el mar y le lleva a convertirse en el patrocinador oficial del Luna Rossa, el equipo italiano del Grupo Prada que ha retado al Team New Zealand, actual vencedor de la Copa América, a enfrentarse en la próxima edición del evento, lo que le convierte en el actual Challenger of Record de la competición. No es la primera vez que Panerai liga su nombre a la competición de vela más prestigiosa del mundo. Recordemos que, en la anterior edición disputada en aguas de Bermudas en 2017, la firma relojera fue colaboradora oficial del evento, además de cronometradora oficial de dos de los equipos, el Oracle Team USA y el Softbank Team Japan, participación que motivó el lanzamiento de nada menos que cinco ediciones especiales. Paso a paso, esta nueva aventura de la mano del Luna Rossa solo acaba de comenzar y por ahora queda limitada a un único reloj, pero menuda pieza se ha sacado de la manga el equipo de desarrollo de Panerai.

El Luna Rossa es una de las primeras muestras del nuevo concepto creado por el equipo de Pontroué para el Submersible, el modelo técnico de buceo de la marca. Por el camino ha abandonado el nombre de Luminor que le ha acompañado desde su creación para adquirir ahora plena independencia. La asociación con el equipo de vela comienza en el uso común de los materiales. La caja del reloj está fabricada con Carbotech, un composite basado en la misma fibra de carbono que el Luna Rossa usa en la fabricación de los cascos de sus embarcaciones. El Carbotech destaca por su ligereza, cualidades anticorrosivas y, no menos importante, un atractivo aspecto marcado por su acabado en negro con unas vetas en la superficie que consigue que ningún reloj sea igual al otro. Panerai ya ha empleado con anterioridad el Carbotech, pero lo que sí es novedad absoluta en el catálogo de la firma es la fabricación de la esfera del reloj con nada menos que fragmentos de las velas usadas por el Luna Rossa. El resultado es sencillamente espectacular. También encontramos otros detalles de la personalización de la edición, como los detalles en rojo de la esfera, el color corporativo del Luna Rossa, la leyenda junto al índice de las 6 horas o el grabado que decora el fondo de la caja, realizado en titanio negro. En cuanto a las características técnicas, el reloj tiene un diámetro de 47 milímetros, es hermético hasta 300 metros y monta el calibre manufactura P. 9010, de carga automática y reserva de marcha de tres días. El precio del reloj es de 21.000 euros.