Vendée Globe, Didac Costa se acerca a cabo Hornos

Photo sent from the boat One planet One ocean, on January 18th, 2017 – Photo Didac Costa
Photo envoyée depuis le bateau One planet One ocean le 18 Janvier 2017 – Photo Didac Costa

El tercer clasificado, Jérémie Beyou, explicaba ayer miercoles que su ‘routing’ dice que debería llegar a Les Sables el domingo por la noche, tres días después de los líderes. De modo que su puesto en el podio parece asegurado por el momento, ya que Jean-Pierre Dick (4º) está a más de 1.000 millas. “Evito pensar en la llegada porque todavía me falta negociar el golfo de Vizcaya, donde se espera poco viento”. Louis Burton ha sido el séptimo patrón que en entrar de nuevo en el hemisferio Norte mientras continúa el duelo a tres por la cuarta plaza entre Jean-Pierre Dick, Yann Eliès y Jean Le Cam, que se ha reagrupado y cuyo desenlace promete un final no apto para cardíacos.

Didac Costa lidera a los cuatro “solitarios” del Pacífico

Mientras me estrujo el cerebro para terminar el Pacífico, Armel y Alex están a punto de cruzar la meta. En mi opinión, ambos son los ganadores, los dos han hecho una regata extraordinaria”, escribía el español Didac Costa a la Dirección de Regata. Didac será el próximo competidor en doblar Cabo de Hornos, que lo hará por segunda vez en su joven carrera oceánica. Tras Costa, a menos de 100 millas por su popa, navega Romain Attanasio, con quien sigue manteniendo un toma y daca para defender la decimoquinta posición de la Vendée Globe. Mientras los líderes están a punto de completar la vuelta al mundo, para el holandés Pieter Heerema y el francés Sébastien Destremeau el camino todavía es largo. Hay quien está en medio la nada y otros que están a punto de volver a tocar tierra después de más de dos meses en el océano y recibir por fin calor humano.

Con más frío que aquí
En el Pacífico Sur navegan abrigados. “Hace un frío que se pela” decía ayer Romain Attanasio (Famille Mary – Etamine du Lys) mientras persiguía al español Didac Costa (One Planet One Ocean). Impulsados por un viento del Suroeste de la Antártida, los dos IMOCA de antigua generación navegaban lo largo de la zona de exclusión de hielo a una velocidad de 14-15 nudos.

Finalmente el holandés Pieter Heerema levantó cabeza tras los problemas técnicos que ha sufrido hasta la fecha: “Tras mis problemas técnicos estoy haciendo todo lo que puedo y funciona. Soy el doble de rápido que antes. Ahora estoy haciendo lo que me gustaría y estamos completando una buena travesía por el Pacífico”. Podemos decir que el navegante de 65 años no ha flaqueado lo más mínimo.

www.vendeeglobe.org