Marina Port de Mallorca limpiará hasta 1,5 kg diarios de plásticos y basura del mar

La marina, situada en plena bahía de palma, ha instalado una papelera acuática capaz de recoger hasta 1,5kg de basura flotante al día. La instalación de este cubo de basura marino supone la retirada de más de media tonelada anual de plásticos y residuos que aparecen en el puerto.

Palma, 25 de enero, 2019.

Marina Port de Mallorca siguiendo con su política de preservación medioambiental y su interés permanente por cuidar el entorno marino en el que navegamos y del que disfrutan tantos miles de usuarios, ha instalado en uno de sus pantalanes una papelera acuática que limpiará su espejo de agua de plásticos flotantes y residuos que aparecen a diario en el puerto.

El curioso sistema, actúa como una aspiradora con capacidad para filtrar hasta 25.000 Lph (litros por hora) que posteriormente vuelve a soltar en el puerto atrapando en su interior hasta 20 kg de basura flotante de diversos tamaños, pudiendo retener microplásticos de hasta 2mm de grosor. Esta papelera marina llega a recoger hasta 1,5kg de plásticos al día, lo que supone más de media tonelada al año, además de la retirada de maderas, papel, aceite o detergente entre otras cosas.

 El Seabin instalado en Marina Port de Mallorca es un invento de dos jóvenes australianos que fue construido como una alternativa funcional y de bajo mantenimiento para recoger la basura que se acumula en el agua. Lo fabrican ellos mismos y participan personalmente en su instalación, que ya se ha extendido por todo el mundo y concretamente entre varios puertos de Baleares. De momento, este artilugio funciona en muelles y puertos deportivos, pero en los próximos años está previsto que los Seabins estén instalados en el océano abierto y se presentan como una de las posibles soluciones para acabar con los mares de plástico que lamentablemente están dañando a nuestra fauna marina. Ya empieza a ser común el rescate de tortugas inmovilizadas por estar enredadas en plásticos o la ingesta de residuos letales para peces, delfines y otras especies marinas. La contaminación del mar también comienza a afectar a la salud pública ya que al comer pescados consumidores de microplásticos, llevamos esa misma contaminación directamente a la mesa.

 

Por ese motivo, la colaboración de empresas y particulares es muy necesaria. Se trata de reducir el uso de plásticos de un solo uso, realizar un correcto reciclaje y evitar el lanzamiento de desechos al mar entre todos. Y en esta línea de concienciación, Marina Port de Mallorca cuenta con una fuerte política medioambiental cuya intención principal es la de contribuir a cuidar el entorno de las Baleares y movilizar a sus clientes en la misma dirección.