La Palma se prepara para vivir la gran fiesta de la vela con la llegada de la Mini Transat 2021

La Isla de La Palma ya se prepara para vivir un nuevo hito en la historia del deporte insular, en esta ocasión de la mano de la vela, toda vez que será la escala de la prestigiosa regata Mini Transat 2021, cuya presentación oficial ha tenido lugar esta mañana en el salón noble de la sede social del Real Club Náutico de Santa Cruz de La Palma, entidad organizadora de la prueba.

El acto contó con la participación del presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Zapata, y del alcalde de Santa Cruz de La Palma, Juan José Cabrera Guelmes, acompañados por el presidente del Real Club Náutico de Santa Cruz de La Palma, José M. Jaubert Lorenzo, y varios miembros de la Junta Directiva de la entidad organizadora. Se desarrolló en videoconferencia internacional junto a representantes públicos de Les Sables D’Olonne, localidad francesa que acogerá la salida de la regata el próximo 26 de septiembre, y Saint François, en la isla caribeña de Guadalupe, meta de la prueba.

Se da la circunstancia de que la Mini Transat 2021 será la edición con más embarcaciones de las veintidós celebradas hasta la fecha. El puerto de Santa Cruz de La Palma será la escala para los noventa veleros de clase Mini que unirán ambas localidades separadas por 4.050 millas náuticas, unos 7.500 kilómetros.

Los regatistas de catorce países, que cruzarán el Atlántico en solitario y sin asistencia, prometen ofrecer una estampa histórica frente a su llegada a las costas palmeras. El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Zapata, destacó la dureza y el valor de la prueba y celebró que la isla haya sigo elegida por primera vez por la organización para acoger la escala para las próximas tres ediciones. “Para nosotros es todo un orgullo poder acoger a deportistas de distintas procedencias y que puedan conocer y disfrutar de todo lo que nuestra isla tiene por ofrecer. La Palma es un lugar para vivir como sueñas y eso es lo que confiamos que sientan quienes nos visitan”, manifestó el presidente palmero, que calificó a la isla como “sede indispensable” del deporte náutico por su vocación intercontinental.

Además, la estancia en La Palma supondrá un espaldarazo en la dinamización de la capital palmera, toda vez que a la presencia de las embarcaciones se acompaña de un amplio programa de actividades que conectarán a la prestigiosa regata, que se celebra de forma bienal desde 1977, con las calles de Santa Cruz de La Palma.

“Durante 528 años, Santa Cruz de La Palma ha sido escaparate fundamental de entrada y salida de personas, mercancías y culturas. Tenemos la suerte de tener un puerto y una marina muy próximos al centro histórico de la ciudad y ese es un valor que aportamos a la propia regata. Los participantes van a compartir su estancia con nosotros”, destacó Juan José Cabrera Guelmes, alcalde de la capital palmera, que se sumó al agradecimiento al Real Club Náutico y a Korrigan como organizadores, así como al resto de administraciones participantes, patrocinadores y colaboradores.

Durante la escala de la Mini Transat en La Palma – que se prolongará hasta el 29 de octubre – la Isla albergará, entre otras actividades deportivas y complementarias, la regata festiva que forma parte de los actos de la Comisión V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo, organizada por el Ministerio de Cultura, la creación de la Village Calle Real en la Plaza de España, la celebración de la primera reunión de la Comisión del Decenio, dependiente del Ministerio de Ciencia e Investigación, así como celebración de conferencias y programa formativo dirigido a estudiantes o la VIII Travesía a Nado Isla de La Palma.

El organizador de la regata, Marc Chopin, avaló la elección de Santa Cruz de La Palma como escala por cuanto en esta edición “se ha buscado proximidad con el entorno” y se confesó seducido por la belleza del cielo de La Palma y el cuidado y protección que las instituciones palmeras le dedican.

Bernard Pancrel, alcalde de Saint François, agradeció la confianza depositada en su municipio, cuya apuesta por el turismo náutico y marítimo se ha denominado “crecimiento azul”, mientras que el concejal de Sables D’Olonne, Lionel Pariset, ensalzó la apuesta de la Mini Transat por un turismo “ecorresponsable”.

Intervinieron también Didier Soret, representante de la Isla de Guadalupe, quien destacó “la histórica conexión” marítima entre su Isla “con pueblos canarios”; Isabelle Leroy, en representación de la región de País de la Loire, que celebró la regata como un evento “muy importante para la cultura marítima de la región” y su impacto en la economía local; y Nicolas Chenechaud, consejero departamental de Vendée, que puso en valor el acuerdo entre administraciones y territorios para llevar adelante la regata.

La escala de la Mini Transat en la Isla de La Palma, es posible gracias al patrocinio del Excmo. Cabildo Insular de La Palma en su área de Turismo, al Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Deportes y Promotur, de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife y de Calero Marinas – Marina La Palma.