Flor de Muga, el nuevo rosado de Bodegas Muga, un imprescindible del verano

La última novedad de esta familia de Haro es un rosé 100% garnacha, fresco y delicado, ideal con arroces, fideuás y carnes a la brasa

La familia Muga presenta su nuevo vino rosado Flor de Muga, un garnacha 100% de cepas viejas (entre 70 y 90 años), cultivadas a 600-750 metros de altitud.
“Es un vino hecho de mosto flor, de corta maceración, del que solo aprovechamos el 50%” -explica Manu Muga, Vicepresidente de la bodega con sede en Haro, (Rioja Alta)- es el fruto de pequeñas parcelas de poca producción y eso lo convierte en un vino seleccionado y muy especial”.
Su color pálido sorprende al tratarse de un 100% garnacha, una variedad que ya suele dar poco color y que además se somete a una corta maceración en prensa, y a un particular punto de maduración. El resultado es un rosado muy pálido con reflejos violetas.
La complejidad de este vino impresiona primero en nariz, donde se expresa un rosado elegante, fresco y muy delicado, en el que se adivinan notas de fresa ácida y melocotón, así como un aroma floral a rosa.
En boca, la sensación que ofrece Flor de Muga es mucho volumen y grasa, rara en rosados, lo que le confiere su singularidad. Un toque mineral y una acidez equilibrada completan la cata de un vino excepcional y único en su categoría.
PVP: 20 euros