Dos regatistas del CNCB participarán en la regata transoceánica en solitario Mini Transat La Boulangère

Cambrils, 12 de setiembre

El Club Nàutic de Cambrils firmó el pasado viernes un convenio de colaboración con los regatistas del Club Marc Miró y Guillermo Cañardo para impulsar su participación en la regata transoceánica en solitario, Mini Transat La Boulangère, que se iniciará el próximo 1 de octubre en la ciudad francesa de La Rochelle.

En la firma del convenio del pasado viernes, que se realizó en las instalaciones del Club, asistieron los dos deportistas acompañados del presidente Ramon Vallverdú i el secretario de la Junta, Juan Ramon Guillen.  El presidente quiso destacar que para el club “es un orgullo participar en la regata en solitario con más prestigio del mundo y poderlo hacer de la mano de dos navegantes excepcionales como Marc y Guillermo”. Por otro lado Vallverdú señaló que con este acto “no sólo queremos que los socios del CNCB conozcan otras formas de navegar, sino que también creemos que es una manera excepcional de que un municipio con gran tradición náutica pueda acercar más este valor a sus ciudadanos”.

Es por este motivo que el CNCB ya ha previsto una jornada posterior a la regata para compartir con los regatistas la experiencia de participar en una regata de estas características.

Cuando se de el pistoletazo de salida de la regata, uno de los eventos más relevantes del calendario deportivo del año, desde el CNCB seguiremos con muchísima atención el día a día de nuestros regatistas y mantendremos informados a nuestros socios y amigos de su aventura de forma diaria a través de nuestras redes sociales. Los barcos emitirán una señal de ubicación, velocidad y rumbo, que se hará llegar a la organización. De esta  manera podremos saber cuál es la evolución de Marc Miró y Guillermo Cañardo y cómo avanza la regata.

 

Los protagonistas

A menos de 3 semanas para que empiece la regata, Cañardo y Miró, ultiman los preparativos y cuentan los días para poder adentrarse de nuevo en esta gran aventura. Marc Miró tomará parte en la regata por primera vez y asegura que las ganas para poder empezar son inmensas. “Poder participar en una regata que este año celebra su 40 aniversario es todo un reto y todo un orgullo. Tengo muchas ganas de empezar”.

Por su lado, Guillermo participará por segunda vez en la Mini Transat La Boulangère después de haber formado parte de la edición de 2015. No por esto los nervios y las ganas de empezar son menos. “Tengo muchas ganas de participar de nuevo, una regata en solitario es todo un reto”, destaca.

El próximo 1 de octubre Miró y Cañardo iniciarán una aventura que les llevará más de un mes y medio a navegar por el atlántico en solitario. Y es precisamente la soledad, una de las partes más duras de la aventura. Así lo asegura Cañardo, que repetirá experiencia. “Las condiciones de aislamiento en un barco tan pequeño durante tantos días es la parte más complicada y difícil de gestionar de la regata”. Y no sólo eso, las condiciones meteorológicas también son parte importante, y aún más cuando se navega con un barco de tan sólo 6,5 metros de eslora.

Por este motivo, ambos regatistas aseguran que su principal objetivo es finalizar la regata y disfrutar de la aventura.

Cañardo y Miró han destacado también la importancia de el CNCB haya colaborado en esta aventura. “Poder contar con el apoyo del Club se agradece muchísimo y es de gran ayuda para nosotros”, apunta Miró. Por otro lado, Cañardo añade que hay que darle valor que un Club Nàutic apueste por regatas y competiciones de estas características. “Es importante que desde los Clubs se apueste por la náutica desde esta perspectiva, apostando por nuevas maneras de navegar y darlas a conocer a la ciudadanía. Es muy positivo que esta Junta apueste así de fuerte por iniciativas como estas”.

 

“Un hombre, un barco, un océano”

El lema de la regata Mini Transat La Boulangère,  ‘Un hombre, un barco, un océano’ dice mucho de la exigencia de esta prueba que está  considerada como una de las regatas estrella del año. Los regatistas, un máximo de 85, recorrerán 4.050 millas náuticas en tan sólo dos etapas. Es una regata en solitario con barcos de tan sólo 6,5 m de eslora, los más pequeños de las regatas oceánicas.  Los regatistas únicamente dispondrán de un GPS, cartas náuticas de papel y radio VHF, por dónde poder comunicarse con la organización y recibir los partes meteorológicos diarios.

La regata partirá de la ciudad francesa de La Rochelle, hará escala en las Canarias para partir de nuevo hasta la llegada que será en la isla de Martinica, en el Caribe. Los participantes está previsto que estén más de un mes y medio navegando el atlántico hasta llegar a su destino. La primera edición de la Mini Transat La Boulangère se celebró en 1977 y en estos 40 años la regata ha ido alternando las Islas Canarias con Madeira para realizar su primera escala.

Como en ediciones anteriores, los barcos participantes se dividirán en dos clases. Por un lado competirán la clase ‘Proto’y por otro la clase ‘Series’.

http://www.clubnauticcambrils.com